CWlogoSP
ASE_V_4c
abim_logo

Un ecocardiograma antes de una cirugía

Cuándo los necesita—y cuándo no los necesita

<PDF Versions

Si usted va a someterse a una cirugía, es posible que se pregunte si necesita un ecocardiograma primero. Algunas personas se realizan esta prueba para asegurarse que pueden tener una cirugía segura con menos riesgos.

Un ecocardiograma usa ondas de sonido (ultrasonido) para producir una imagen con movimiento del corazón. Esta prueba muestra si el corazón tiene algún problema para bombear sangre. También puede mostrar si usted tiene riesgos de sufrir de un ataque al corazón o una insuficiencia cardíaca.

La prueba es una forma segura de ver qué tan bien le funciona el corazón. Si su médico sospecha que usted podría tener una enfermedad cardíaca, la prueba puede ser una buena idea. Pero a menudo, la prueba no se necesita. A continuación se da la razón:

Por lo general, la prueba no es necesaria si usted no tiene síntomas.

Las personas sin síntomas rara vez tienen problemas de bombeo.

Por lo general, usted no necesita la prueba si no ha padecido de una enfermedad cardíaca y no tiene síntomas. Probablemente un ecocardiograma no va a encontrar un problema que afecte su cirugía.

Las pruebas pueden ser caras.

Un ecocardiograma normal puede costar de $1,000 a $2,000, y un ecocardiograma transesofágico, o TEE, por sus siglas en inglés, por lo general cuesta $2,000 o más, según CostHelper.com. Incluso si tiene seguro médico, es posible que usted tenga que pagar hasta la mitad del costo.

Un ecocardiograma puede conducir a otras pruebas.

Un ecocardiograma normal es muy seguro. No usa radiación ni tiene efectos secundarios. Pero la prueba puede causar una falsa alarma. Esto puede causar ansiedad, más pruebas, medicinas innecesarias o retrasar la cirugía. Por ejemplo, si algo parece estar mal en la prueba su médico podría ordenar otra prueba, conocida como un ecocardiograma transesofágico (TEE). En esta prueba se le introduce un tubo por la garganta y en el esófago. Esto puede causar una garganta irritada y en casos raros puede lesionar la garganta.

Algunas personas se hacen un ecocardiograma de esfuerzo, en que las imágenes se toman antes y después de usar una caminadora. En este caso, una falsa alarma puede conducir a un angiograma coronario (cateterización cardíaca). Esta es una prueba invasiva con más riesgos. Un tubo llamado catéter o sonda se le introduce en el corazón a través de una arteria. Luego, se inyecta un tinte y se toman radiografías.

¿Cuándo debería usted realizarse un ecocardiograma antes de una cirugía?

Es posible que necesite un ecocardiograma antes de una cirugía si usted:

  • Tiene una condición cardíaca grave, como insuficiencia cardíaca no controlada, latidos cardíacos irregulares (arritmias) o una enfermedad de válvula considerable.
  • Tiene síntomas de enfermedad cardíaca, como dolor en el pecho o falta de aliento.
  • O se fatiga o le falta el aliento más fácilmente de lo que le pasaba antes.

En estos casos, su médico puede usar el ecocardiograma para determinar sus riesgos. La prueba puede mostrar si su médico debería cambiar o posponer su cirugía.

 

4/2013

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe a su propio riesgo.

©2013 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Sociedad Estadounidense de Ecocardiografía. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condicio- nes de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.