CWlogoSP
111612_ASH-LOGO-RED
abim_logo

Transfusiones de sangre para la anemia en el hospital

¿Cuánta sangre necesita usted?

<PDF Versions

Recibir una transfusión de sangre en el hospital puede salvarle la vida. Es posible que necesite mucha sangre si está sangrando mucho debido a una lesión o enfermedad.

Sin embargo, por lo general la anemia no es urgente, y generalmente no se necesita mucha sangre. Es posible que usted necesite solo una unidad de sangre mientras está en el hospital, o quizá no necesite nada de sangre. A continuación se dan las razones:

¿Qué es la anemia?

Si tiene anemia, su sangre no contiene suficientes glóbulos rojos, o estos no funcionan adecuadamente. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína rica en hierro, que ayuda a distribuir oxígeno en el cuerpo. La anemia se mide en niveles de hemoglobina.

Hay varias razones por las que usted podría volverse anémico mientras está en el hospital, incluyendo:

  • Sangrado
  • Extracciones frecuentes de sangre
  • Daño al hígado y al riñón
  • Una condición o enfermedad crónica
  • Medicamentos
  • Enfermedad renal
  • Infecciones crónicas
  • Cáncer

Las unidades de sangre extra no son útiles.

Un nivel normal de hemoglobina es de 11 a 18 gramos por decilitro (g/dL), dependiendo de su edad y sexo, pero de 7 a 8 g/dL es un nivel seguro. Su médico deberá usar solo la sangre suficiente para alcanzar este nivel. A menudo, una unidad de sangre es suficiente.

Algunos médicos creen que los pacientes hospitalizados que bajan de 10 g/dL deberían recibir una transfusión de sangre, pero la investigación reciente ha encontrado que:

  • Muchos pacientes con niveles entre 7 y 10 g/dL posiblemente no necesiten una transfusión de sangre.
  • Por lo general, una unidad de sangre es tan buena como dos, e incluso podría ser más seguro.
  • Algunos pacientes en terapia intensiva podrían sentirse mejor cuando reciben menos sangre.

Usar más unidades de sangre podría aumentar los riesgos.

En Estados Unidos, la sangre es por lo general muy segura (ver la columna de Consejo). Los riesgos cuando usted recibe sangre son muy pequeños. Entre estos se incluyen los siguientes:

  • Sobrecarga cardíaca—grave falta de aliento por sobrecargar el corazón con líquido
  • Lesión a los pulmones
  • Infecciones

Estos problemas pueden pasar con cualquier transfusión. Sin embargo, los riesgos son más altos si usted recibe más sangre.

Las transfusiones de sangre pueden costar mucho.

Una unidad de sangre por lo general cuesta de $200 a $300. Hay costos agregados para el almacenamiento y el procesamiento, así como cuotas de hospital y equipos. Los costos pueden ser mucho más altos si la transfusión causa una infección o un problema grave. Además, si usted usa solo la sangre que necesita, está ayudando a mantener un suministro de sangre para otras personas.

¿Alguna vez necesitan los pacientes más de una unidad?

La mayoría de los pacientes se sienten bien con solo una unidad de sangre, si la transfusión no es por una emergencia. Sin embargo, es posible que algunas personas necesiten más sangre. Hable sobre esto con su médico.

Es posible que usted necesite más de una unidad si:

  • Tiene sangrado que no se controla bien, como sangrado que continúa durante una cirugía.
  • Tiene anemia grave y dolor de pecho inestable. (“Inestable” significa que sus síntomas continúan cambiando).

4/2015

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

©2015 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Sociedad Estadounidense de Hematología. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.