CWlogoSP
ASCO_logo-e1358175522732
abim_logo

Tomografías (PET scans) después del tratamiento contra el cáncer

Cuándo se necesitan y cuándo no

<PDF versions

Si ha recibido tratamiento contra el cáncer, es normal que quiera hacer todo lo posible para asegurarse de que no regrese.

Su médico lo vigilará muy de cerca durante muchos años para detectar un posible regreso del cáncer. Para asegurar esto, algunos médicos van a ordenar pruebas de imágenes, conocidas en inglés como PET scans. A menudo se combinan con tomografías computarizadas o CT scans. Estas tomografías toman imágenes del cuerpo, en donde el cáncer se podría estar desarrollando.

Pero es posible que usted no necesite las pruebas, y sus riesgos podrían ser mayores que los beneficios. A continuación se da la razón:

Por lo general, las tomografías PET y PET-CT no ayudan a las personas que han completado tratamientos contra el cáncer y que no tienen síntomas.

Para la mayoría de los cánceres, estas pruebas no le ayudan a vivir más tiempo ni a tener una mejor calidad de vida. Si a usted se le realizan las tomografías sin una buena razón, pueden producir ansiedad, diagnósticos equivocados, falsas alarmas, procedimientos innecesarios y más costos.

A menudo, hay mejores maneras de monitorear su condición:

  • Esté alerta a síntomas que podrían significar que el cáncer ha regresado. (Vea la columna de Consejo.)
  • Realícese exámenes regulares que incluyan un historial médico y un examen médico.
  • Para algunos cánceres, hay pruebas sencillas que debería hacer, como mamogramas para las mujeres a las que se les ha dado tratamiento contra el cáncer de seno.
  • Pregúntele a su médico qué prueba, si la hay, es la indicada para su situación.

Las tomografías PET y PET-CT tienen riesgos.

Realizarse tomografías PET y PET-CT puede contribuir al estrés como sobreviviente de cáncer. A menudo, estas pruebas detectan problemas médicos que no son graves. Esto podría causar más pruebas y procedimientos, incluyendo tomografías de seguimiento, e incluso biopsias y cirugía.

Además, la PET scan, y especialmente las tomografías PET-CT, le exponen a altos niveles de radiación. Los efectos de la radiación se acumulan a lo largo de su vida. Esto puede aumentar su riesgo de cáncer. No deben hacerle tomografías múltiples, a menos que haya evidencia médica que muestre que le ayudarían. Pregúntele a su médico si es una buena idea realizarse tomografías múltiples.

Las pruebas son caras.

Una PET-CT scan puede costar $7,000 o más, según un centro médico de los Estados Unidos. Eso no incluye el costo de pruebas y procedimientos adicionales debido a falsas alarmas. Algunos planes de seguro no pagan por las tomografías PET de rutina (vigilancia) en un paciente sano que haya completado tratamiento contra el cáncer.

Así que, ¿cuándo es una buena idea realizarse una PET scan después del tratamiento?

Una tomografía PET o PET-CT podría ser benéfica si su médico sospecha que su cáncer ha regresado, basándose en sus síntomas, un examen médico u otras pruebas.

También podría recomendarse una tomografía si a usted se le dio tratamiento contra cáncer avanzado, y su médico necesita averiguar si su tratamiento más reciente fue eficaz.

 

06/2014

 

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

©2014 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.