CWlogoSP
ACPM logo
abim_logo

Tomografías de todo el cuerpo para detectar cáncer:

No ayudan a detectar cáncer y podrían hacer más mal que bien

< PDF versions

Las tomografías de todo el cuerpo son pruebas de imágenes, que toman fotos del cuerpo entero. Por lo general, los centros médicos las comercializan directamente a los consumidores. Los centros médicos dicen que las tomografías ayudan a detectar el cáncer y otras enfermedades en una etapa temprana.

Sin embargo, estas tomografías no son muy buenas para detectar cáncer en personas sin síntomas, y estas pruebas tienen riesgos y costos. A continuación se indica lo que usted necesita saber.

Las tomografías de todo el cuerpo son una mala herramienta de detección.

Ninguna sociedad médica recomienda las imágenes de todo el cuerpo, ya que no hay ninguna evidencia de que sean una buena herramienta de detección.

  • Las tomografías de todo el cuerpo detectan tumores cancerosos en menos del 2% de los pacientes sin síntomas. Algunos de estos tumores nunca causarían un problema si se dejan sin tratar, sino que desaparecerían, o crecerían muy lentamente sin causar problemas.
  • Las tomografías de todo el cuerpo pueden pasar por alto las señales de cáncer. Las pruebas recomendadas (como las mamografías) probablemente encontrarían estas señales.
  • Una tomografía de todo el cuerpo puede darle un falso sentido de seguridad. Usted podría ignorar los síntomas reales si aparecieran.

Las tomografías de todo el cuerpo usan mucha radiación.

Las tomografías usan dos clases de tecnología:

  • CT scan (tomografía computarizada): Toma muchas radiografías del cuerpo.
  • PET scan (tomografía por emisión de positrones): Se inyecta material radioactivo en el cuerpo que se acumula en las áreas con cáncer.

Estas tomografías usan grandes cantidades de radiación, lo que puede aumentar su riesgo de cáncer. Si usted tiene más pruebas, su riesgo aumenta.

Además, no hay ningún límite federal de radiación para las CT scan (diferente a otras pruebas, como las mamografías). Por lo tanto, es difícil saber cuánta radiación recibe usted.

Realícese tomografías cuándo y dónde las necesite realmente.

Algunas veces las CT scan y otras pruebas de imágenes son realmente necesarias. Por ejemplo, es posible que necesite una tomografía de la cabeza después de una lesión. En estos casos, su médico considera que los beneficios son mayores que los riesgos.

Cuando le hacen una tomografía en una parte del cuerpo, sus riesgos son limitados. Hay protección para otras partes del cuerpo, como la cubierta de plomo que le protege durante las radiografías dentales.

Las tomografías de todo el cuerpo pueden llevar a pruebas de seguimiento innecesarias.

A menudo, las tomografías de todo el cuerpo muestran cosas que no se ven normales. Casi todas son inofensivas, pero en un estudio, a cerca de un tercio de los pacientes los mandaron a hacerse más pruebas de imágenes.

Por ejemplo, podría haber un grupo de sombras en la imagen. Muchos médicos querrán revisar eso. Esto puede llevar a más pruebas de imágenes y a más radiación. Puede resultar en biopsias y cirugía para averiguar si hay algún problema. Estas pruebas pueden causar preocupación y costos adicionales.

Las tomografías de todo el cuerpo son costosas.

Por lo general, el seguro no paga las tomografías de todo el cuerpo. Estas pruebas pueden costar de $500 a $1,000. Si tiene pruebas de seguimiento, sus costos pueden ser mucho más altos.

¿Alguna vez se recomiendan las tomografías de todo el cuerpo?

Es posible que su médico ordene la prueba si usted ya tiene cáncer, para ver si se ha propagado.

Además, la prueba podría ser útil en una emergencia. Es posible que los médicos la usen para ayudar a examinar una lesión mayor.

8/2015

 

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

©2015 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con el Colegio Estadounidense de Medicina Preventiva para Choosing Wisely, un proyecto de la Fundación ABIM. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.