¿Realmente necesitas esa
prueba o tratamiento médico? 

La respuesta podría ser no.

Razones para evitar pruebas
y tratamientos médicos que
no necesitas:

doctor talking to her male senior patient at office

Las pruebas y tratamientos médicos son de mucha ayuda cuando realmente se necesitan. Por ejemplo, hay situaciones en que los rayos X, antibióticos o analgésicos opioides podrían ser necesarios. Es importante tenerlos cuando es evidente que te ayudarán. Pero a veces los médicos recomiendan cosas innecesarias.
A veces lo hacen porque sus pacientes lo esperan y se lo exigen. Antes de hacer cualquier prueba médica o de recibir tratamiento, haz estas 5 preguntas a tu médico:

¿Realmente necesito esta prueba o procedimiento?

¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?

¿Hay opciones más simples y seguras? 

¿Qué pasa si no hago nada? 

¿Cuánto cuesta y lo cubrirá mi seguro médico?

Conoce más sobre los riesgos de demasiadas pruebas y tratamientos.

  • Te pueden hacer daño. Los rayos X y las CT scan (tomografías computarizadas) te exponen a radiación. Esto está bien en pequeñas cantidades, pero una exposición continua puede causar cáncer. Los antibióticos pueden prevenir y tratar infecciones bacterianas, pero pueden tener efectos secundarios graves. Y tomarlos cuando no los necesitas, como para un resfriado, puede causar resistencia. Entonces no funcionarán cuando realmente los necesites.
  • Son caros. Las pruebas de imagen como rayos X, CT scan, MRI (resonancia magnética) cuestan cientos o miles de dólares y tú tendrías que pagar algo. Las pruebas de sangre que no necesitas tal vez no las cubra tu seguro.
  • Pueden ser una pérdida de tiempo. Cada prueba que te haces significa que tendrás que tomar tiempo de tu trabajo, escuela o familia, además del tiempo y la lata de ir.
  • Pueden causarte ansiedad. Esperar los resultados de las pruebas puede llevar a preocupaciones innecesarias.
  • Pueden llevar a más pruebas. Las falsas alarmas pueden provocar que tu médico ordene aún más pruebas innecesarias. Cada prueba aumenta los costos y riesgos y puede llevar a procedimientos innecesarios y complicaciones graves, incluida la muerte.

Habla con tu médico sobre qué pruebas y tratamientos necesitas y cuáles no son necesarios.

consumerreports_logo_2line_2color
CWlogoSP

Esta información es para ser utilizada al hablar con tu proveedor de servicios de salud. No es un sustituto a los consejos y tratamientos médicos. Utiliza esta información bajo tu propio riesgo.

© 2017 Consumer Reports