CWlogoSP
aapmr_logo
abim_logo

Pruebas y tratamientos para el dolor de espalda

Lo que usted debe considerar de antemano

< PDF versions

El dolor de espalda es una razón común para consultar un médico, y hay muchos tratamientos y pruebas diferentes para el dolor de espalda. Es posible que algunos de estos no sean adecuados para usted. Es por eso que es muy importante hablar con su médico.

A continuación se indican algunas cosas que debe considerar antes de someterse a cualquier prueba o tratamiento.

PRUEBAS DE IMÁGENES

Tal vez no las necesite para el dolor de espalda.

Si tiene dolor de espalda, posiblemente su médico le ordene una prueba de imágenes, como una radiografía, una tomografía computarizada (CT scan) o una imagen por resonancia magnética (MRI). Es posible que no necesite estas pruebas, a menos que haya tenido dolor de espalda que no mejora después de uno o dos meses.

Primero sométase a un examen médico.

Antes de someterse a una prueba de imágenes, su médico debe realizarle un examen médico y revisar su historial médico. Esto puede ayudarle a su médico a saber qué buscar y qué pruebas ordenar.

Consulte su seguro.

Algunas pruebas de imágenes son caras. Es posible que su seguro no cubra el costo total. Pregúntele a su compañía de seguros qué cubrirá antes de realizarse la prueba. Si las pruebas muestran “falsas alarmas”, es posible que usted necesite otras pruebas más costosas.

Algunas pruebas de imágenes usan radiación.

Las radiografías y las tomografías computarizadas le exponen a radiación. Entre más tomografías se realice, recibirá más radiación. Esto aumenta el riesgo de cáncer.

ELECTROMIOGRAFÍA (EMG)

Considere una EMG si también tiene dolor de piernas o síntomas de ciática.

La EMG es una prueba que trata de detectar daño a los músculos y nervios. Para esto se usa una aguja para medir la actividad eléctrica en un músculo.

Si usted tiene dolor en la parte baja de la espalda con dolor de piernas o ciática, esta prueba puede ayudarle a su médico a asegurarse de lo que anda mal. La ciática es dolor que se siente que baja desde la espalda hasta la pierna. Sin embargo, si no tiene estos otros problemas, no es probable que la prueba ayude. Además, no necesita la prueba si el médico está seguro de su diagnóstico.

¿Necesito una EMG si tengo dolor de la parte media de la espalda o del cuello?

Para el dolor de la parte media de la espalda: las pruebas de EMG no le ayudarán a su médico a encontrar la causa.

Para el dolor de cuello: Una EMG solo ayudará si también tiene dolor o debilidad en el brazo.

INYECCIONES DE ESTEROIDES

Piénselo dos veces antes de recibir inyecciones de esteroides adicionales.

Las personas con dolor de espalda algunas veces reciben una inyección de esteroides en la espina dorsal. La inyección puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor, especialmente si usted tiene dolor por un nervio pinzado.

Es posible que su médico quiera administrarle dos inyecciones de esteroides, pero trate de esperar antes de recibir una segunda inyección. Espere a ver si la primera inyección surte efecto. Luego, consulte a su médico, y además considere otros tratamientos.

Varias inyecciones de esteroides tienen riesgos.

  • Elevan la presión arterial.
  • Elevan sus niveles de azúcar en la sangre.
  • Hacen que se enferme más fácilmente.

Pregúntele a su médico si:

  • ¿es probable que una segunda inyección ayude?
  • ¿es mejor probar primero otro tratamiento?

REPOSO EN CAMA PARA EL DOLOR DE LA PARTE BAJA DE LA ESPALDA

Piénselo dos veces antes de reposar en cama más
de dos días.

No hay pruebas definitivas de que largos periodos de reposo en cama ayuden a aliviar el dolor de la parte baja de la espalda. De hecho, la investigación muestra que en realidad los pacientes se sienten mejor más rápido si están activos.

Hágase un examen antes de reposar más en cama.

Antes de reposar en cama más de dos días, su médico debe evaluarlo. Un examen es especialmente impor- tante si tiene síntomas graves como por ejemplo:

  • Pérdida del control de los intestinos o vejiga
  • Fiebre
  • Entumecimiento en las ingles
  • Debilidad, caídas o la incapacidad de caminar
  • Dolor por la noche
  • Nuevo entumecimiento, hormigueo o pérdida sensorial
  • Pérdida de peso inusual
  • Si usted no tiene estos síntomas, es probable que no necesite más de dos días de reposo en cama.

ANALGÉSICOS PARA EL DOLOR DE LA PARTE BAJA DE LA ESPALDA

Trate de evitar los analgésicos adictivos.

Muchos pacientes piden analgésicos y muchos médicos los recetan. Casi un tercio de las personas que sufren de dolor de espalda reciben medicamentos que pueden ser adictivos, incluyendo:

  • Oxicodona
  • Acetaminofeno/oxicodona
  • Acetaminofeno/hidrocodona

Con medicamentos como estos, usted necesita más con el tiempo. Entre más tiempo los use, es posible que necesite más medicamentos para aliviar su dolor. Esto aumenta el riesgo de la adicción. Además, puede aumentar los efectos secundarios.

Considere primero otros tratamientos.

Antes de recetarle uno de estos medicamentos, su médico debe hacerle un examen exhaustivo y probar otros tratamientos. Vea la sección de Consejo para sugerencias sobre cómo controlar el dolor en casa. Los estudios muestran que los medicamentos de venta libre (OTC) pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda. Vea la sección de Consejo para una lista de medicamentos de venta libre.

3/2016

 

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe a su propio riesgo.

© 2016 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Medicina Física y Rehabilitación para Choosing Wisely, un proyecto de la Fundación ABIM. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visit ConsumerHealthChoices.org/about-us/.