CWlogoSP
AAO logo color
abim_logo

Pruebas médicas antes de una cirugía de ojo

Cuándo las necesita—y cuándo no las necesita

<PDF versions

Si va a someterse a una cirugía de cataratas o a otra cirugía ocular, es posible que primero le hagan pruebas médicas. Por ejemplo, podrían hacerle un electrocardiograma (o EKG, por sus siglas en inglés), para checar el corazón o un conteo completo de sangre (o CBC, por sus siglas en inglés), para detectar anemia, una cantidad baja de glóbulos rojos.

Es posible que estas pruebas hagan la cirugía más segura. Por ejemplo, es posible que detecten problemas médicos que causen un retraso o cambio en su cirugía. Pero la mayoría de las personas no necesitan estos exámenes antes de una cirugía de los ojos. A continuación se da la razón:

Por lo general, las pruebas no ayudan para una cirugía de bajo riesgo.

Generalmente, la cirugía de cataratas y otras cirugías de los ojos tienen poco riesgo de complicaciones o problemas, como ataques cardíacos. Realmente no hay nada que los doctores puedan hacer para reducir más el riesgo. Las cirugías oculares no duran mucho, y solo se usa un anestésico local para adormecer el ojo, a menudo con una medicina para que se relaje.

Sin embargo, muchas personas sanas se realizan una serie de exámenes de rutina antes de una cirugía de ojo. En estos casos, los exámenes no cambian la cirugía ni la hacen más fácil.

Pueden conducir a más pruebas.

Las pruebas en sí son muy seguras, pero pueden causar falsas alarmas. Esto podría causar ansiedad y que le hagan más pruebas. Y pueden retrasar su cirugía sin necesidad.

Por ejemplo, una prueba puede ser seguida por una de repetición, un ultrasonido, una biopsia o un examen que lo exponga a la radiación, como una radiografía o una tomografía computarizada (o CT, por sus siglas en inglés).

Los costos pueden acumularse.

Es posible que su plan de salud no pague por estas pruebas, si no hay una necesidad médica específica. Si esto sucede, posiblemente usted necesite pagarlos. Esto podría costarle entre $25 y $50 por examen, según HealthcareBlueBook.com.

Así que, ¿cuándo se necesitan los exámenes?

Es posible que necesite pruebas si sufre de ciertas condiciones médicas o enfermedades. Por ejemplo, tal vez necesite un EKG si sufre una enfermedad cardíaca o síntomas como dolor en el pecho o falta de aliento. Si tiene diabetes, probablemente necesitará un análisis de sangre para asegurarse de que está bien controlada.

Dependiendo de los resultados del análisis, es posible que el doctor necesite cambiar su cirugía o anestesia. Posiblemente necesite atención especial durante o después de la cirugía. O es posible que necesite posponer la cirugía, hasta que el problema sea tratado o controlado.

 

4/2013

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe a su propio riesgo.

©2013 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Oftalmología. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.