CWlogoSP
ASCO_logo-e1358175522732
abim_logo

Pruebas de marcadores tumorales y de imágenes para el cáncer de seno

Cuándo las necesita—y cuándo no las necesita

<PDF Versions

Cuando usted sabe que tiene cáncer de seno (o de mama), lo normal es querer hacer todo lo posible para tratarlo y asegurarse de que no regrese. Pero hacerse todas las pruebas disponibles no siempre es una buena idea. Es posible que no las necesite. Y los riesgos podrían ser mayores que los beneficios.

Esta hoja informativa explica cuándo los expertos del cáncer recomiendan las pruebas de imágenes y de marcadores tumorales—y cuándo no las recomiendan.

Las pruebas de imágenes, como una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés), una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) y las tomografías de los huesos toman fotografías para ayudar a detectar si el cáncer se le ha propagado en el cuerpo. Otra prueba, conocida como prueba de marcadores tumorales, es como una prueba de sangre. A los marcadores tumorales también se les conoce como marcadores biológicos o marcadores serológicos. Son más altos de lo normal en algunos pacientes que sufren de cáncer. Las pruebas que usted necesita dependen de la etapa de su cáncer de seno.

¿En qué consisten las etapas del cáncer?

A fin de determinar la etapa de su cáncer, los médicos ven qué tan grande es su tumor, en dónde está y si se ha propagado. También analizan su historial médico, exámenes médicos, pruebas diagnósticas y pruebas de su tumor y de los ganglios linfáticos.

  • El cáncer de seno en su etapa temprana incluye las etapas 0, I, II y IIIA (cero, uno, dos y tres-A).
    • En la etapa 0, hay células anormales en los conductos o lóbulos del seno. Estas no han traspasado la pared del conducto ni se han propagado.
    • En las etapas I, II y IIIA, hay un tumor. Es posible que ya se haya propagado a los ganglios linfáticos en las axilas, pero no se ha propagado a ningún otro lado.
  • El cáncer de seno en sus etapas avanzadas consiste de las etapas IIIB y IV (tres-B y cuatro). El cáncer se ha propagado más allá del seno y de los ganglios linfáticos en las axilas.

¿Qué sucede si sufre de cáncer de seno en etapa temprana?

Si usted sufre de cáncer de seno en etapa temprana, pero ningún síntoma sugiere que el cáncer se ha propagado, no debería realizarse una prueba de imágenes para detectar cáncer en otras partes del cuerpo. La probabilidad de que su cáncer se haya propagado es muy baja. La investigación muestra que el cáncer de mama se propaga al hígado y a los huesos en menos de 6 de cada 100 personas. Y por lo general, esto ocurre en pacientes con cáncer de seno en su etapa III.

Las pruebas de imágenes tienen riesgos y costos.

El mayor riesgo es que las pruebas de imágenes lo exponen a radiación. Los efectos de la radiación se acumulan durante toda su vida y pueden aumentar su riesgo de cáncer.

Las pruebas de imágenes también muestran un resultado “positivo falso”. Esto signi ca que una prueba muestra algo inusual, pero que después de más pruebas, no es un problema. Los resultados positivos falsos pueden provocar tensión, más pruebas y una demora en recibir el tratamiento que necesita.

Además, las pruebas de imágenes pueden agregar miles de dólares a sus costos de tratamiento. No todas las compañías de seguros las pagan para el cáncer de seno en su etapa temprana.

¿Qué sucede si usted ya tuvo cáncer de seno?

Si usted sufrió de cáncer de seno en etapa temprana, y no tiene indicios de que su cáncer haya regresado, es posible que no necesite pruebas de marcadores tumorales ni de imágenes. No es probable que su cáncer haya regresado. Por lo general, estas pruebas no le ayudan a vivir más tiempo. Y pueden conducir a diagnósticos equivocados y a tratamientos innecesarios.

Por lo general, la mejor manera de vigilar su cáncer es hacerse una mamografía cada año y un examen médico cada seis meses. Y estar alerta a síntomas como un nuevo abultamiento o dolor en el seno. Los estudios muestran que en la mayoría de los casos el cáncer de seno que regresa se detecta por los síntomas, no de las pruebas de imágenes.

Es posible que usted necesite pruebas si sufre de cáncer de seno en etapa avanzada.

Pruebas de imágenes. Si su cáncer está en la etapa IIIB o IV, debería obtener una prueba de imágenes para detectar cáncer en otras partes de su cuerpo. El tratamiento puede depender de cuánto y en dónde se haya propagado el cáncer.

Pruebas de marcadores tumorales. Si usted sufre de cáncer de seno en etapa avanzada, es posible que su médico también use pruebas de sangre para analizar los marcadores tumorales. Estas pruebas deberían realizarse únicamente cuando se sepa que usted tiene cáncer avanzado.

09/2012

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe a su propio riesgo.

©2012 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.