CWlogoSP
acc logo
abim_logo

Pruebas de imágenes después de un procedimiento cardíaco

Cuándo las necesita y cuándo no

<PDF versions

Si ha tenido una cirugía de derivación (bypass) o si le insertaron un tubo artificial (stent) para abrirle una arteria obstruida en el corazón, tal vez se pregunte si necesita pruebas de imágenes frecuentes para ver cómo está funcionando su tratamiento.

Las pruebas de imágenes le toman fotografías del corazón. Las pruebas de ultrasonido y de ecocardiografía toman fotografías usando ondas de sonido. Las tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés) coronarias, usan rayos X para tomar fotografías. Y las pruebas nucleares de esfuerzo usan una pequeña cantidad de una substancia radioactiva para tomar fotografías.

Si usted no tiene síntomas de enfermedad cardíaca, por lo general, no necesita ninguna de estas pruebas. A continuación se da la razón:

La prueba rara vez muestra un problema, a menos que usted tenga síntomas.

El dolor de pecho y otros síntomas de una enfermedad cardíaca pueden regresar, incluso después de que tuvo una cirugía cardíaca u otro procedimiento. Si eso pasa, una prueba de imágenes puede mostrar si el área que se trató está obstruida de nuevo, o si hay una obstrucción nueva. Las pruebas también pueden ayudarles a usted y a su médico a decidir si necesita aumentar su medicina o someterse a otro procedimiento.

Sin embargo, muchas personas que han tenido un procedimiento, pero que no tienen síntomas, se realizan una prueba de imágenes cada año. Se realizan la prueba para ver si su problema cardíaco ha regresado. Pero, sin síntomas, las pruebas rara vez detectan un problema. Los síntomas reales son el mejor indicio de un problema cardíaco recurrente.

Las pruebas presentan riesgos.

Por lo general, las pruebas son muy seguras, y algunas pueden realizarse con poca o ninguna radiación. Pero la prueba podría dar un resultado positivo falso, especialmente si usted no tiene síntomas. Esto le puede causar preocupación y tensión innecesarias, y conducir a pruebas de seguimiento innecesarias, como una angiografía coronaria. Este procedimiento es invasivo y lo expone a un riesgo adicional y a radiación.

Finalmente, las pruebas pueden conducir a otro procedimiento, incluyendo una cirugía del corazón. Cada procedimiento tiene riesgos. Y si no tiene síntomas, no se ha comprobado que tener más procedimientos le ayude a prevenir otro ataque cardíaco o a vivir más tiempo.

Las pruebas pueden costar mucho.

Una prueba nuclear de esfuerzo cuesta entre $500 y $2,000. Una CT cuesta de $500 a $600 y un resultado falso puede llevar a otros procedimientos costosos. Una angiografía coronaria cuesta más de $1,000 y una cirugía innecesaria cuesta más de $10,000. Las pruebas de imágenes sí le dan información a su médico si usted tiene síntomas. Pero si no los tiene, ¿por qué desperdiciar dinero?

¿Cuándo es una buena idea someterse a una prueba de imágenes después de un procedimiento cardíaco?

Usted podría necesitar una prueba de imágenes si sus síntomas regresan o si empeoran. Entre estos se incluyen síntomas como dolor de pecho, falta de aliento, sensación de cansancio o tener problemas para subir escaleras.

Si usted no tiene síntomas, es posible que siga necesitando una prueba de imágenes si:

  • Ya hace más de cinco años de su cirugía de bypass.
  • Ya hace más de dos años de su procedimiento para colocarle un tubo artificial.
  • Tiene obstrucciones que no se trataron durante su primer procedimiento cardíaco.
  • Tiene diabetes o enfermedad cardíaca agresiva.

12/2012

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe a su propio riesgo.

©2012 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con el Colegio Estadounidense de Cardiología. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.