CWlogoSP
CNS-Corporate-logo_black
AANS-600x250
abim_logo

Prevención de convulsiones después de un ataque cerebral isquémico

Cuándo necesita medicina y cuándo no

< PDF versions

Un ataque cerebral isquémico es el tipo más común de accidente cerebrovascular. Un vaso sanguíneo se obstruye de tal forma que no puede mandar sangre a una parte del cerebro. Esto lesiona el cerebro y puede causar una convulsión.

Una convulsión causa:

  • Movimientos involuntarios del cuerpo.
  • Sensaciones extrañas.
  • Desmayos.

Algunos médicos recetan de manera rutinaria medicamentos anticonvulsivos después de un ataque cerebral isquémico. Sin embargo, por lo general este tratamiento no es necesario, y es posible que la medicina haga más mal que bien. A continuación se dan las razones:

La medicina anticonvulsiva no va a ayudar.

No hay evidencia de que tomar anticonvulsivos después de un ataque cerebral isquémico prevendrá una convulsión o le ayudará a recuperarse.

Si usted no tiene una convulsión inmediatamente después del accidente cerebrovascular, probablemente no la va a tener. La medicina no es necesaria.

La medicina tiene efectos secundarios.

Las medicinas para convulsiones pueden tener efectos secundarios desagradables, incluyendo:

  • Reacciones alérgicas
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Malestar estomacal
  • Vértigo
  • Vista borrosa
  • Sentidos entorpecidos (sentirse aturdido)
  • Problemas con la concentración, atención y enfoque

La medicina puede ser cara.

Los costos de estas medicinas varían mucho, dependiendo de su seguro. Usted puede pagar desde $15 hasta $700 por un suministro de 30 días.

¿Cuándo se necesita una medicina para convulsiones después de un accidente cerebrovascular?

Es posible que la medicina sea benéfica si usted ya ha tenido una convulsión después de un ataque cerebral isquémico. La medicina podría ayudarle a prevenir una segunda convulsión.

02/2015

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

©2015 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la División Cerebrovascular de la Asociación Estadounidense de Cirujanos Neuro- lógicos y el Congreso de Cirujanos Neurológicos (AANS/CNS). Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.