CWlogoSP
AANursingLogo
abim_logo

Monitoreo del latido cardíaco del bebé durante el trabajo de parto

Hay dos maneras de hacerlo, y la mayoría de las mujeres pueden elegir

<PDF Versions

Los médicos, enfermeras y parteras examinan al bebé durante el trabajo de parto con un “monitor de ritmo cardíaco fetal”. Hay dos maneras de hacer esto:

  • Monitoreo continuo (CM): Registra los latidos cardiacos del bebé durante todo el trabajo de parto.
  • Auscultación intermitente (IA): Mide el latido cardíaco del bebé en ciertos momentos durante el trabajo de parto.

A menudo, la IA es mejor alternativa. Usted podría pedirla si corre bajo riesgo de problemas durante el trabajo de parto. A continuación se dan las razones.

Las mujeres que corren un bajo riesgo no necesitan CM.

No hay evidencia alguna de que el CM es mejor que la IA con embarazos de bajo riesgo. Los dos métodos se han comparado en muchos estudios. Una evaluación de estos estudios determinó que:

  • En comparación con la IA, el CM no redujo el riesgo de un bebé de sufrir de parálisis cerebral, de ingresar a terapia intensiva para recién nacidos o de morir.
  • No hubo ninguna diferencia entre los grupos en las puntuaciones de APGAR, que muestran si el bebé va a tener problemas después de nacer.
  • Los recién nacidos monitoreados continuamente tuvieron menos convulsiones, pero este tipo de convulsión parece no ser perjudicial para los bebés.

La IA le permite moverse de un lado a otro durante el trabajo de parto.

Con la IA, su médico usa un aparato manual para examinar el latido cardíaco del bebé a ciertas horas durante el trabajo de parto. Eso le permite moverse libremente y caminar donde quiera. Estudios muestran que las mujeres que están de pie o caminando tienen trabajos de parto más cortos y menos cesáreas. Además, usan menos analgésicos epidurales para aliviar el dolor.

El CM puede llevar a procedimientos innecesarios.

En comparación con la IA, es más probable que el CM cause “falsas alarmas” y procedimientos innecesarios. Por ejemplo, las mujeres que tienen CM durante el trabajo de parto tienen el doble de probabilidades de tener cesárea, una cirugía mayor que conlleva riesgos:

  • Infección, dolor y más tiempo de recuperación
  • Problemas en embarazos futuros
  • Bebés con más problemas respiratorios
  • Lesión al bebé durante la cirugía

Las mujeres que tienen CM tienen más probabilidades de que se usen fórceps o aspiración con ventosa durante un parto vaginal. Esto puede causar desgarres en la vagina y lesiones al bebé.

El monitoreo continuo (CM) puede resultar en costos más altos.

Una cesárea, con estadía hospitalaria de 4 días, puede costar unos $14,000, según Healthcare Blue Book. Eso es aproximadamente $2,300 más del costo de un parto vaginal con estadía hospitalaria de 2 días.

¿Cuándo se necesita el CM?

El CM se recomienda si usted tiene complicaciones o factores de riesgo para problemas durante el trabajo de parto y el parto, que incluyen lo siguiente:

  • Tiene un embarazo de alto riesgo.
  • El bebé tiene un latido cardíaco anormal durante el trabajo de parto.
  • Se le administra oxitocina (Pitocina), medicina para iniciar o acelerar el trabajo de parto.
  • Está intentando un parto vaginal después de una cesárea previa.
  • Tiene anestesia epidural durante el trabajo departo.
  • Desarrolla fiebre o sangrado fresco de la vagina durante el trabajo de parto.

Si usted elige una IA y hay un problema, su proveedor de atención médica puede cambiar a monitoreo continuo.

6/2015

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

© 2015 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Enfermería. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.