CWlogoSP
acc logo
abim_logo

Ecocardiografía para valvulopatías cardíacas

Cuándo necesita la prueba, y cuándo no la necesita

<PDF Versions

La valvulopatía cardíaca la causa una válvula cardíaca que no funciona bien. Un ecocardiograma es una prueba que puede mostrar qué tan grave es el problema y si está empeorando. Pero si su valvulopatía es leve, y no está causando ningún síntoma, es probable que no necesite realizarse la prueba cada año.

Los ecocardiogramas muestran fotos de las válvulas cardíacas.

El corazón tiene cuatro válvulas que se abren y cierran cada vez que el corazón late. Esto mantiene la sangre fluyendo a través de las cámaras del corazón y a su cuerpo. Si una válvula no funciona apropiadamente, la sangre puede acumularse en una cámara. Esto hace que el corazón se esfuerce, y hace más difícil que el corazón bombee sangre.

Por lo general, la enfermedad de una válvula se detecta primero si su médico oye un ruido llamado un murmullo cardíaco durante un examen de rutina. Si usted tiene un murmullo cardíaco, es posible que su médico ordene un ecocardiograma. Esto dependerá del sonido que el médico oiga.

Un ecocardiograma es un simple ultrasonido que crea imágenes del corazón. Las imágenes pueden mostrar si las válvulas del corazón están funcionando apropiadamente y, si no es así, qué tan grave es el problema.

Por lo general, una valvulopatía leve no causa problemas.

La enfermedad moderada o grave de una válvula puede provocar una insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, coágulos de sangre y otras complicaciones si se deja sin tratar. Sin embargo, no es probable que una valvulopatía cardíaca leve cause complicaciones. A menudo, no empeora, y de ser el caso, sucede lentamente.

Si usted no tiene síntomas y su médico no oye nada inusual, es muy probable que su valvulopatía sea leve y no esté empeorando. Realizarse un ecocardiograma cada año no mostrará nada nuevo.

Un ecocardiograma podría conducir a otras pruebas.

Un ecocardiograma normal no causa dolor, es seguro y no l0 expone a usted a radiación. Pero si la prueba no muestra suficientes imágenes del corazón, su médico podría ordenar un procedimiento adicional, llamado un ecocardiograma transesofágico (TEE, por sus siglas en inglés). Durante un TEE, se le introduce un tubo flexible por la garganta y el esófago. Toma fotos del corazón desde el interior del esófago.

Es posible que sienta la garganta irritada por varias horas, y rara vez, el tubo puede lesionar la garganta. Además, usted podría tener una reacción adversa a la medicina que se le dé para ayudarle a relajarse. Esto puede incluir náuseas y dificultades para respirar. También tiene que ayunar antes de la prueba, y posiblemente necesite que alguien lo lleve a casa. ¿Por qué arriesgarse a someterse a la segunda prueba cuando ni siquiera necesita la primera?

Un ecocardiograma puede costarle mucho.

Un ecocardiograma normal puede costar de $1,000 a $2,000, y un TEE puede costar $2,000 o más, según costhelper.com. Si no tiene seguro médico, es posible que tenga que pagar usted mismo el costo en su totalidad. E incluso si tiene seguro, por lo general tiene un copago. Esto puede ser tanto como la mitad del costo de la prueba.

¿Cuándo debería usted realizarse un ecocardiograma para una valvulopatía cardíaca?

Probablemente su médico ordenará un ecocardiograma si:

  • Su murmullo cardíaco es bastante fuerte.
  • Su médico detecta indicios de que su enfermedad está empeorando, como un cambio en el murmullo.
  • Usted desarrolla síntomas, como cansancio anormal, falta de aliento, fiebre, dolor de pecho, mareos o desmayos; hinchazón de los tobillos, pies, piernas o abdomen; o un latido del corazón agitado, acelerado o irregular.

Es posible que necesite pruebas más a menudo si tiene una valvulopatía leve y también sufre de otras condiciones cardíacas, tiene una valvulopatía moderada o grave o si se le ha reemplazado una válvula.

12/2012

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe a su propio riesgo.

©2012 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con el Colegio Estadounidense de Cardiología. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.