CWlogoSP
SHMLogo_4C
abim_logo

Cómo prevenir las infecciones en el hospital

Esté atento a estas dos prácticas

<PDF Versions

 

Si usted o algún ser querido está en el hospital, hay dos prácticas médicas comunes a las que tendría que estar atento. A continuación se da la razón:

Tanto las sondas urinarias como los medicamentos para las úlceras se usan en exceso en los hospitales. Y ambas cosas aumentan el riesgo de infección.

Los riesgos de las sondas urinarias.

Las sondas son tubos para drenar la orina. Por lo general, se usan después de una cirugía, o para llevar la cuenta de cuánta orina elimina usted.

Sin embargo, las sondas no siempre son necesarias. A menudo, se usan para la conveniencia del personal. Y con frecuencia se dejan demasiado tiempo.

Entre más tiempo se deja una sonda, pueden crecer más bacterias. Esto puede causar una infección de las vías urinarias o UTI, por sus siglas en inglés. Una UTI es la infección más común que las personas contraen en los hospitales en los Estados Unidos—hay más de un millón de casos al año. Una UTI puede resultar en estadías más largas en el hospital y en recetas para antibióticos. Algunas veces, las infecciones se introducen en el flujo sanguíneo y causan la muerte. Cerca de 13,000 estadounidenses mueren al año por esta causa.

Los riesgos de los medicamentos para las úlceras.

A muchos pacientes hospitalizados se les dan medicamentos para ayudar a prevenir las úlceras y las hemorragias gastrointestinales. Si alguien ha tenido estos problemas, es posible que los medicamentos sean benéficos. También pueden ayudar a las personas en terapia intensiva, especialmente si están en respiradores.

Los dos medicamentos son:

  • Inhibidores de la bomba de protones como el propranazol (Prilosec) y el esomeprozol (Nexium).
  • Antagonistas de receptores de histamina H2 como la ranitidina (Zantac) y la famotidina (Pepcid).

Sin embargo, a demasiados pacientes se les dan estos medicamentos — casi a tres de cada cuatro. Y a muchos se les envía a casa equivocadamente con recetas para los medicamentos. Estas personas podrían seguir tomándolos durante semanas o meses.

Los medicamentos matan bacterias sanas en el intestino. Las personas que toman estos medicamentos tienen el doble de probabilidades de contraer una infección peligrosa conocida como Clostridio difícil (C. diff o Clostridium dificile). Esto causa diarrea grave y es difícil de tratar con antibióticos. Las personas que toman los medicamentos también tienen más probabilidades de contraer neumonía.

Las prácticas peligrosas pueden costar mucho.

  • Aumentan los costos de hospital.
  • La mitad de los pacientes hospitalizados que erróneamente toman medicamentos para las úlceras en el hospital se van a casa con recetas — que cuestan en promedio unos $500 al año.
  • Cada año, las infecciones de las vías urinarias relacionadas con una sonda agregan unos $500 millones a la factura de atención médica nacional.

Pregunte acerca de opciones más seguras.

Cada día que usted o algún ser querido esté en el hospital, pregúnteles a las enfermeras y médicos si se sigue necesitando la sonda. El riesgo de infección aumenta enormemente si una sonda se deja más de dos días. Hay otras maneras de medir la orina. Y pueden usarse pañales para adultos para los problemas de control de orina. Para los hombres, una buena opción es una “sonda-condón” que se pone por fuera del pene.

Si usted o su ser querido está tomando algún medicamento para suprimir el ácido, pregunte si el paciente corre un alto riesgo para una úlcera de tensión.

1/2014

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

© 2014 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Sociedad de Medicina Hospitalaria. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.