CWlogoSP
aanlogocolor
abim_logo

Cirugía de la arteria carótida

Cuándo la necesita y cuándo no

<PDF Versions
Hay dos arterias grandes en la parte frontal del cuello. Son las arterias carótidas, y transportan sangre al cerebro. Si una de estas se obstruye, puede causar un ataque cerebral o embolia (stroke).

La cirugía para destapar una arteria obstruida se conoce como una endarterectomía de la arteria carótida (CEA, por sus siglas en inglés). Si usted tiene una arteria obstruida, tal vez se pregunte si necesita una CEA.

Sin embargo, si usted no ha tenido síntomas, debería pensarlo dos veces antes de someterse a una cirugía de CEA. A continuación se da la razón:

Por lo general, la cirugía no es necesaria si no tiene síntomas.

Si usted ha sufrido un ataque cerebral o un miniaccidente cerebrovascular (TIA), es posible que una cirugía de CEA le ayude a evitar otro ataque. Es más probable que la cirugía le ayude si las arterias están muy obstruidas.

Sin embargo, si usted no ha tenido un ataque cerebral ni un miniaccidente cerebrovascular, el beneficio de la cirugía es pequeño. Existen mejores maneras de reducir el riesgo de sufrir un ataque cerebral, incluyendo cambios del estilo de vida y nuevas medicinas.

La cirugía tiene serios riesgos.

La CEA puede tener graves complicaciones, incluyendo ataque cerebral, ataque cardíaco y la muerte. Usted está más propenso a sufrir complicaciones si tiene más de 75 años o si tiene una grave condición médica, como:

  • Diabetes
  • Enfermedad cardíaca o pulmonar grave
  • Insuficiencia cardíaca
  • Ha tenido un ataque cardíaco

La cirugía puede costar mucho.

Su seguro podría cubrir o no esta cirugía. Para obtener un costo aproximado promedio, visite www.HealthcareBlueBook.

¿Cuándo debería tener cirugía de la arteria carótida?

Considere una CEA en los siguientes casos:

  • La arteria carótida está gravemente obstruida y ya le ha causado un ataque cerebral o un miniaccidente cerebrovascular. En este caso, la cirugía puede reducir considerablemente su riesgo de sufrir otro ataque.
  • Usted tiene una obstrucción moderada, pero ya ha tenido un ataque cerebral o un miniaccidente cerebrovascular. Una CEA le puede ayudar si se la hacen poco después de su ataque cerebral o miniaccidente cerebrovascular.
  • Usted tiene una obstrucción grave, pero no ha sufrido un ataque cerebral ni un miniaccidente cerebrovascular. Tiene entre 40 y 75 años de edad, y su riesgo de sufrir complicaciones de la cirugía es bajo.

En este caso, asegúrese de que su cirujano tenga una baja tasa de complicaciones para las personas sin síntomas. Debería ser menos del 3%, y de preferencia, mucho más baja. Usted puede encontrar más información en: www.consumerreports.org/health/doctors-hospitals/hospital-ratings.htm.

 

9/2013

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

©2013 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Neurología. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.