CWlogoSP
AAFPlogo
abim_logo

Arterias del cuello obstruidas

Cuándo se necesita una prueba de detección y cuándo no

< PDF versions

Hay dos arterias grandes en el cuello, una de cada lado. Son las arterias carótidas, que transportan sangre al cerebro. Si una se estrecha o se obstruye, puede provocar un ataque cerebral. Los médicos pueden hacer una prueba para detectar una arteria carótida estrecha, pero en general no es buena idea. De hecho, la prueba podría hacer más mal que bien. A continuación se dan las razones.

Las arterias carótidas obstruidas no son un riesgo común de un ataque cerebral.

Solo entre 1⁄2 a 1% de los adultos en Estados Unidos tienen una arteria carótida estrecha. Incluso si usted tiene esta condición, no es probable que cause un accidente cerebrovascular, a menos que haya otros síntomas o factores de riesgo.

A la mayoría de la gente le conviene mejor que le hagan una revisión y que reciba tratamiento para los factores principales de riesgo de sufrir de un ataque cerebral:

  • Fumar
  • Alta presión arterial
  • Colesterol alto
  • Diabetes

(Vea la columna de Consejo).

Las pruebas no son muy precisas.

Hay dos pruebas principales de detección para las arterias carótidas obstruidas:

  • Un ultrasonido usa ondas sonoras para tomar una imagen de las arterias.
  • Su médico podría usar un estetoscopio para escuchar un sonido anormal de las arterias.

Ninguna de estas pruebas es precisa, y ambas podrían dar varios resultados falsos positivos. Un resultado falso positivo indica que usted sufre de la afección cuando en realidad no es así.

Las pruebas de seguimiento y la cirugía tienen riesgos.

Un resultado falso positivo puede llevar a pruebas de seguimiento y a una cirugía innecesaria. Esto puede causar un daño grave.

Por ejemplo, un resultado falso positivo puede llevar a una angiografía. En esta prueba, se inyecta un tinte en las arterias carótidas. La prueba en sí tiene un pequeño riesgo de causar un ataque cerebral.

O podrían hacerle una cirugía para quitar una obstrucción que no existe. La cirugía puede causar sangrado, infección, lesión a los nervios, accidente cerebrovascular, ataque cardíaco o incluso la muerte.

No pague por una prueba que no necesita.

A menudo, se ofrece la prueba en ferias de salud, centros para personas de la tercera edad y otros lugares públicos. Antes de pagar por esto, pregúntele a su médico si la necesita. Si en verdad la necesita, es posible que su plan médico la pague. Es más probable que su plan la pague si:

  • Su médico la ordena.
  • Se la hacen en un consultorio o laboratorio que es parte de su plan médico.
  • Usted tiene otros síntomas o factores de riesgo para un ataque cerebral.

¿Cuándo es una buena idea someterse a un ultrasonido de las arterias carótidas?

Es posible que necesite la prueba si usted:

  • Ya ha sufrido un ataque cerebral o un accidente cerebrovascular menor (ataque isquémico transitorio, conocido como TIA).
  • Tiene síntomas repentinos de un ataque cerebral o de un accidente cerebrovascular menor, incluyendo:
    • Debilidad o entumecimiento en un lado de la cara o del cuerpo
    • Dificultad para ver con un ojo
    • Confusión
    • Dificultad o lentitud al hablar
    • Dificultad para usar o entender las palabras
    • Mareos y pérdida del equilibrio o coordinación

12/2015

 

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

©2016 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Médicos Familiares para Choosing Wisely, un proyecto de la Fundación ABIM. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.