CWlogoSP
aaoo-logo
abim_logo

Antibióticos orales para las infecciones del oído

Cuándo se necesitan y cuándo no

< PDF versions

Los antibióticos son medicinas potentes que pueden matar las bacterias. Para las infecciones del oído, a menudo los doctores recetan antibióticos orales que se toman en forma de píldora o líquido.

Sin embargo, algunas veces las gotas para los oídos pueden ser más seguras y más e caces que las medicinas orales. A continuación se da la razón:

Los antibióticos orales tienen riesgos.

  • Los antibióticos orales aumentan la probabilidad de causar bacterias resistentes fuera del oído. Luego, en el futuro, los medicamentos no funcionarán tan bien. Las enfermedades serán más difíciles de curar y más costosas para tratar.
  • Las gotas antibióticas para los oídos matan las bacterias más rápido y más completamente que los antibióticos orales. Las gotas no se introducen en el flujo sanguíneo, así que más medicina llega a la infección.

Los antibióticos orales tienen más efectos secundarios.

Los antibióticos orales pueden causar más efectos secundarios que las gotas antibióticas para los oídos. Entre los efectos secundarios se incluyen diarrea, náuseas y vómito, dolor estomacal, erupciones, dolor de cabeza y reacciones alérgicas peligrosas.

¿Quién debería usar gotas antibióticas para los oídos?

Las gotas antibióticas para los oídos pueden ser más eficaces y más seguras para:

  • Personas con “Oído de Nadador”, una infección que causa el agua en el oído.
  • Niños que tienen tubos en los oídos. Los tubos previenen la mayoría de las infecciones detrás del tímpano—un área conocida como el oído medio. Si hay infección, las gotas antibióticas para los oídos pueden ponerse a través del tubo.

¿Que sucede con las gotas para los oídos que se venden sin receta?

A menudo, las gotas para los oídos de venta libre pueden ser eficaces para el “Oído de Nadador”.

Las personas que tienen un agujero o tubo en el tímpano deberían consultar a su doctor antes de usar cualquier clase de gotas para los oídos. Las gotas podrían causar dolor, infección o incluso dañar el sentido del oído. Para las infecciones bacterianas, las únicas gotas para los oídos que deberían usarse son los antibióticos ofloxacina (Floxin Otic y genérico) o ciproflaxina-dexametasona (Ciprodex).

Los antibióticos pueden subir los costos.

La mayoría de los antibióticos orales no cuestan mucho. Sin embargo, si no funcionan bien, podría necesitar consultas adicionales al doctor, una estadía en el hospital y medicamentos costosos. Además, usted podría faltar al trabajo. El tratamiento de una infección grave que es resistente a los antibióticos puede costar hasta $29,000.

¿Quién debería tomar antibióticos orales para las infecciones del oído?

  • Los niños sin tubos en los oídos deberían tomar antibióticos orales para las infecciones del oído medio, especialmente cuando tengan fuerte dolor de oído o fiebre alta.
  • Los niños con tubos en los oídos deberían tomar antibióticos orales si:
    • Están muy enfermos.
    • Tienen otra razón para tomar antibióticos.
    • La infección no desaparece con gotas para los oídos.

Los antibióticos orales ayudan a tratar el “Oído de Nadador” cuando:

  • La infección se propaga más allá del oído.
  • La persona tiene otras condiciones, como diabetes, que aumentan el riesgo de complicaciones.

 

10/2013

 

Consejo de Consumer Reports

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe bajo su propio riesgo.

©2013 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Otolaringología—Cirugía de Cabeza y Cuello. Para obtener más información acerca de las fuentes usadas en este informe y los términos y condiciones de uso, visite ConsumerHealthChoices.org/about-us/.